Vía Helios al Puro, Riglos


Este es el croquis original realizado después de la apertura de la vía HELIOS del PURO en el año 1.980.

Helios del Puro
La vía se abrió durante varias tentativas en los meses de Agosto de los años 1978, 1979 y 1980.
Los participantes en la apertura fueron: Pedro Coronado, Eugenio Hebia, Santiago Muñoz,
Darío Rodriguez y Fernando Cobo.

Este fue el texto descriptivo de la vía Helios al Puro, redactado junto al croquis anterior, justo después de la apertura.


La segunda ascensión tubo lugar por Miguel Carasol junto a un compañero de nombre Ramón que reside en Madrid, la realizaron en tres días, dejando cuerdas fijas el primer día. El segundo día continuaron hasta salir por el collado del Puro, y el tercer día, entrando desde este punto terminaron la repetición. Esto tubo lugar el año 2006, y Miguel explica que consiguieron hacer casi toda la vía en libre menos un pasaje. La catalogaron de 6b.

Esta es la descripción que hacen de la vía:
 

El croquis que vemos seguidamente se editó en el año 2011, después del reequipamiento llevado a cabo de la siguiente forma:

1º/ Fernando Cobo y Toño Carasol rapelaron el puro cambiando las reuniones viejas por nuevas, colocando 2 paraboles por reunión.
2º/ Mas tarde Toño Carasol con D. Rivas volvieron a rapelarla, reponiendo buriles antiguos por parboles nuevos, e incorporando algunos que no existían en la ascensión original, pusieron clavos, múltiples puentes de roca.
Posteriormente realizaron la 3ª repetición y última hasta hoy (17-11-2012), Toño Carasol y Armand Ballard

En 2006, David Bautista y Jorge Lancedo realizan un intento, creo que llegan hasta la sexta runión, y desde allí continuaron por la Norte del Puro hasta la cumbre.
Hubiera sido la 1ª repetición o 2\ ascención, 26 años después de su apertura.
Esta es la información que he podido encontrar en internet.

David Bautista asegurado por Jorge Lantero, realiza la primera intentona con resultado de cima.
http://caracolesmajaras.blogspot.com.es/2012/06/helios-cara-oeste-del-puro-mallos-de.html
Escalada a la vía Helios en la cara oeste del Puro (Mallos de Riglos).
Álvaro tras volar en la panza del 2º largo
"Su escalada, intentada durante más de diez años por diferentes cordadas, sólo pudo terminarse gracias al tesón de Fernando Cobo, que con P. Coronado (con el que abrió los tres primeros largos), E. Mevia (con el que abrió el 4º y 5º largos), S. Muñoz (con el que abrió 6º y 7º largos), D. Rodríguez (con el que abrió el 8º) y L.M. Fernández, alcanzó la cima el 25 de julio de 1980". Así explica la guía de Riglos de Montaner y Orús la historia de la apertura de esta vía; otra manera menos correcta y algo más malvada sería decir que Cobo, que contaba entonces con 18 años, se iba quedando sin acompañantes según realizaba las intentonas debido a que "a pesar de su trazado muy estético, esta vía es de roca pésima y la escalada es muy expuesta", citando de nuevo la guía de 1984. Tal era su nivel de compromiso y exposición.Hasta 2006 la vía no conocía ninguna repetición. Ese año, David Bautista asegurado por Jorge Lantero, realiza la primera intentona con resultado de cima. Tras un par de caídas serias sobre los buriles originales, deciden salir en travesía hacia la Norte del Puro y alcanzar desde ahí la cima. Ver piada.

En septiembre de 2009 el propio aperturista Fernando Cobo decide restaurar la vía con la colaboración de D. Rivas y T. Carasol, sustituyendo los escasos buriles por parabolts, tanto en reuniones como en los largos y renovando los cordinos de los puentes de roca. También enderezan el recorrido para evitar compartir reunión con la Normal del Puro. Ocho meses después, en mayo de 2010, Toño Carasol y Armand Ballart realizan la que según ellos es la tercera ascensión. Ignoro si cuentan la de Bautista y Lantero como la segunda ascensión, a pesar de que no terminaron la vía, o hubo otra que yo desconozco.
Salida del 4º largo

El 3 de junio de 2012, Álvaro Lafuente (16 años) escala la vía totalmente de primero y yo tengo la suerte de poder asegurarle en la que, salvo error u omisión, es la cuarta ascensión a la vía. Álvaro me había propuesto mientras escalábamos la vía del Silencio a la Visera ir esta vía y mi primera respuesta fue que no, ya que no me veía preparado para un proyecto de semejante envergadura. Ante su insistencia, le pedí que me diera un tiempo para pensármelo y dos semanas después nos encontrábamos a pie de vía tras negociar que yo sólo haría de asegurador. Para mí, lejos del reto que supone para Álvaro, escalar esta vía, aunque lamentablemente sea de segundo, significa completar las cuatro caras del mallo después de la Normal, la Norte yla Cintero.

Sexto largo


Vía muy difícil y comprometida, la más seria de las que yo he realizado en Riglos a pesar de que la subí toda de segundo. La mayor dificultad estriba en la calidad de la roca, en general bastante delicada. Para futuras repeticiones, tener en cuenta este hecho sobre todo pensando en la gente que se queda en el camino y a pie de vía observando las progresiones y no tiene en cuenta lo que, literalmente, se les puede venir encima.

Necesario ir con el grado de 6b asentadísimo por terreno sin seguros, experiencia en vías semiequipadas y falta de complejos hacia la roca riglera.
Dificultad: A1/6b. Tiempo invertido: 8 horas y 20 minutos.
Material: Aliens, cordinos y fisureros pequeños. Un estribo. Una uña podría ser útil, aunque nosotros no la cogimos. Ballart y Carasol recomiendan llevar cinco pitones variados y falcas; aunque los llevábamos, Álvaro realizó la ascensión sin utilizarlos.
Esta es una breve descripción de los autores, extraida de internet (espero que no les importe que la ponga aquí).

Este otro enlace es de la piada de los mismos
http://david-bautista.blogspot.com.es/2011/02/el-discernimiento-de-lo-que-dodemos.html


El Discernimiento de lo que Podemos o no Frente al RiEsGo...HELIOS


Por estos momento y más, buscamos los caminos verticales en son de los puntos más altos, donde encontrarnos en PÁZ...


Cojo el canto pego el pecho a la pared para estirarme y llegar al siguiente canto y no desequilibrarme en el intento, lucho por ir ganándole centímetros a la pared poco a poco y con mucha cautela, la situación tiene todos los ingredientes para que se produzca un accidente grave, la roca esta descompuesta y cada agarre es una ruleta rusa, aguantara o no aguantara? Los seguros son obsoletos (buriles oxidados y totalmente maleables) o inexistentes. Subo un pie derecho respiro y agarro ese pequeño bolo que no me gusta nada , pero cuando no tienes más opciones te agarras con precaución y cierto sudor en las yemas, sigo respirando profundamente y ¡PLAS!!!! todo se desvanece y cambia en segundos, me encuentro suspendido en el aire a unos cien metros del suelo y con mi compañero desencajado por el gran vuelo inesperado para ambos y la consecuente lluvia de trozos de roca, que algunos le alcanzaron sin más daños físicos que los causados sicológicamente por los acontecimientos de una escalada de cierta exposición…

El Señor Jorge Lantero, escalador elegante para cualquier ocasión.

Mi compañero Jorge Lantero y yo veníamos del Midi, que con el mal tiempo nos echo de sus faldas, y como siempre que hace malo en el Pirineo nos resguardamos en las confortables paredes, del pre pirineo, que alberga una mayor bonanza climatica, y en este caso concreto en los Majestuosos Mallos de Riglos.
El buen tiempo lo teníamos con nosotros, pero el riesgo también, tras el primer vuelo Jorge me comenta que bajemos y que ya haríamos otra vía, pero creo que yo en esa época, ni sopese sus palabras, solo miraba para comprobar que estábamos bien y averiguar cómo solventar esa sección de vía tan expo, pero en ningún momento se me paso por la cabeza bajarme, me imagino que no era lo suficientemente maduro como para saber que una retirada a tiempo es una victoria, y ese discernimiento de saber cuándo si y cuando no…, es lo que hacen ser un buen escalador, que sabe medir bien sus posibilidades y gestiona el riesgo con elegancia y sin perderse solo con el estandarte de la motivación e ignorancia.
Con las mismas pero con el corazón algo más acelerado, me dispongo a volver a intentarlo, en esta ocasión el intento seria más duro por dos motivos, el primero es morfológico, en la anterior caída rompí el canto clave de esa sección, lo cual sería más complicado pasar por esa zona y el segundo motivo era mi cierto temor de que un segundo saque, no lo aguantara el débil e inofensivo buril, si ese buril saltaba, sufriría una caída cercana al factor dos y muy probablemente sobrepasaría la reunión varios metros…
Me encuentro otra vez en la misma situación, mucho cuidado en cada movimiento que realizo, una respiración pausada y profunda y mucha adrenalina corre por mis venas, que de sensaciones en tan poco tiempo, desconocidas para la gran mayoría de las personas que viven totalmente ajenas a todo esto y solo buscan el confort de la seguridad, sin salir de ese umbral. Busco una alternativa al anterior movimiento, cierro las huellas del canto roto, con un gran arqueo de mis dedos y subo el pie me estiro poco a poco, sin evitar mirar el buril y los metros que me distan de él, acaricio con las puntas de mis dedos un canto romo que según cargo mi pie para levantarme con cuidado , le voy haciendo más tracción, hasta que dejo de hacerla y vuelvo a caer en picado, llegando hasta la reunión, una vez más caigo con la curiosa sensacion de volar con el bolo en la mano...inesperado total. El buril aguanta pero la situación se está volviendo algo insostenible. Pero mi motivación sigue en pie, a pesar de los chantajes de mi compañero para que abandonemos tal empresa. Vuelvo a relajarme en la reunión y le pido a Jorge que confié en mi, que salimos por arriba…, mientras observo otras alternativas y veo que ya solo me queda la de meter un estribo en el temido buril y abandonar mi ética… pero esto no es un paseo de pétalos de rosa, todo lo contrario, pero si me ayudara para poder llegar a un canto en diagonal a izquierdas, me estiro lo cojo , ya con cierto respeto y salgo de la sección, parece que este canto sí que aguanta, pero cierto es que mi cuerpo estaba en constante alerta , como si en cualquier momento se pudiera caer y se preparara para ello.
Puedo hacer un reposo, respirar y visualizar los siguientes pasos, y veo que me toca realizar una travesía sin ninguna forma de protegerme, pero con cuidado se va dejando, puedo lacear un bolo, y sentirme mejor porque lo que es aguantarme creo que no, pero bueno como digo yo , “un seguro sicologic” que visualmente ves grapada la cuerda y parece que le tiras con más confianza… 

En la aerea travesia. 

Con ciertos navegues de un lado para otro, me toco encabezar de primero cada uno de los largos, hasta el final, ya que me hacía responsable de haber metido a mi compañero en tal aventurilla. Llegamos a la cumbre del puro saliendo por la vía" Norte" y evitando asi el A3 de la vía Helios. Gran respiro y momento especial compartido juntos tras una gran aventura…
Ya en la confortabilidad del bar, repasando el itinerario y recordando ciertos momentos de tensión, Toño Carasol, gran escalador , aperturista y conocedor de los Mallos, nos comenta que deberíamos de ser los primeros que nos metíamos en la vía Helios, lo cual nos sorprendió, pero pensándolo fríamente tenía sentido…

cara Este y Norte del Puro


ALGO DE INFORMACIÓN E HISTORIA:






Poca es la información que podemos recabar de esta temida leyenda de la escalada riglera.
Vía abierta Por el Escalador Fernando Cobo, gran alpinista también de los años 80, destacando de su gran curriculum, vías como” Historia Interminable” a la aguja Poincenot, junto Máximo Murcia en Patagonia y coaperturista de “Bananas Mango Mix” en la Torre Sin Nombre, en la cordillera del Karakorum, junto a Máximo Murcia, Guillermo Báñales y Jon Lazcano, 61 largos de A2, 6c, uno de los big wall más grandes del Himalaya. Sus vías fueron y serán conocidas por su gran compromiso y exposición, En las que para repetirlas deberemos controlar bien nuestros nervios y saber bien lo que hacemos como escaladores, si no queremos desparramarnos y hacernos daño, destacando en ese sentido las poco repetidas: “Luna Roja” al pájaro,” Ley del Guerrero” al Malló Visera, “Eduardo Benedes a la Torre Amezua y Helios al Puro.
La vía Helios la abrió por tramos, en el periodo de tres años, para lo que necesito a varios compañeros de cordada, prácticamente todos engañados por él, porque nadie quería meterse en tal escalada extrema, y cuando le ayudaban no volvían a meterse en la vía por temor , cuentan algunas “leyendas. La vía consta de 12 cortos largos, expuestos y con una roca de mala calidad, encontraremos algunos buriles oxidados de progresión y algunos en las reuniones, con algún cordino laceado y algún dudoso clavo. Nosotros con un Juego completo de friends , algunos micros repetidos, empotradores, algunas drizas (para lacear) y una uña, pasamos, es más, pocas piezas pudimos pones, básicamente usas los buriles. Y para el largo de Artificial, no sé qué material requiere, abría que hablar con Cobos, nosotros lo evitamos haciendo una expuesta travesía hacia la norte.
Tras unos años Cobos a terminado su ultima creación, el Abuelo Roger, alMallo Fire 
vía Normal (cara sur) 




LAS 4 VIAS DEL PURO Es de las cuatro vías que suben al Puro (antiguamente conocido como la Aguja Francisco Franco) la ultima que se abrió, terminada en el año 1980, codiciada por los grandes escaladores de la época, y fue Fernando Cobos quien la materializo.
En la cara sur tenemos la primera vía que subió a la cumbre,la Normal, con todo un periplo de aventuras , conquista y fracasos que tras ellas se guardan, fueron Alberto Rabada, Manuel Bescós y Ángel López Cintero, en 1953, quienes la crearon ,vía totalmente equipada con una dificultad de 6b, siendo la más repetida. A los 12 años se abrió la segunda, por Rabada y Navarro, por la cara Norte, excelente vía, con buena roca, actualmente con parabolts en las reuniones, entre las reuniones chaparemos lo que nos vayamos encontrando, no se repite tanto como la normal , debido a su escaso equipamiento .La tercera vía y en esta ocasión abierta en una de las dos caras que quedaban por explorar, la cara este. En 1975 A. García, V. Asensio y G. Prado abren un tributo a Ángel López, llamándola, la vía “Cintero”, en el año 1996, Javier Arnaudas y Chiro Sánchez, la liberan cotándola de 6a+, aun menos repetida que la norte. Y por último se abrió la vía Helios, por la cara oeste, quedando prácticamente todas las posibilidades agotadas de nuevas aperturas



 El 3 de junio de 2012, Álvaro Lafuente y David Bautista(16 años) realizan la 4ª ascensión. Alvaro Lafuente escala la vía totalmente de primero. 

Comentarios

  1. Hola Fernando. No sé si te acordaras de mí. Mi nombre es Quique Vallés. Por aquellos años coincidíamos mucho por los Riglos. Recuerdo que tenias un renault 5 amarillo y recuerdo haber viajado contigo alguna vez hasta Zaragoza.El motivo de este comentario es el de mandarte un afectuoso saludo y recordarte que una vez intentamos tu y yo entrar a la via Helios, durante su apertura, desde el collado del puro haciendo un rápel y un destrepe por la serón. En fin un montón de recuerdos de aquella época y aquellas gentes que cada finde nos juntábamos en la zona. A ver si te veo algún día pues me han dicho que has pillao una casa en Riglos Y tomamos unas cervecitas. Me encantaría saludaete y charrar un rato contigo. Un saludo y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Fernando:
    He caído de casualidad en tu blog y te doy la enhorabuena. Da gusto que los "grandes" contéis en primera persona vuestra experiencia.
    Me fastidia tener que corregir un par de datos de esta entrada, pero creo que son por no haberme explicado bien, ya que la entrada que enlazas a los Caracoles Majaras fue escrita por mí, así que voy a tratar de contarlo mejor.

    El 3 de junio de 2012 Álvaro Lafuente escaló toda la vía de primero asegurado por mí, Álex Puyo. Realmente el primer de primer largo lo escalé de primero yo, pero eso no tiene ningún mérito así que podemos obviarlo. Así pues, el dato incorrecto es que quien acompañaba a Álvaro ese día era Álex Puyo y no David Bautista. Yo entonces doblaba en edad a Álvaro y aún me sobraban años, de modo que podemos ignorar también ese dato. :-)

    De este modo, las repeticiones conocidas son:
    Miguel Carasol y Rastamón - diciembre de 1996
    David Bautista y Jorge Lantero (hasta el sexto largo y saliendo después por la Norte del Puro) - 2006

    Y después del reequipamiento:
    Toño Carasol y Armand Ballart - mayo 2010
    Álvaro Lafuente y Álex Puyo - 3 de junio de 2012

    Muchas gracias.
    Salud!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los comentarios, a ver si tomamos unas cervezas por Riglos.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vía del Pájaro al Pisón, Riglos

CERRO TORRE, Via de Maestri